Limado

          El limado consiste en arrancar finas partículas de material de una pieza con el fin de conseguir la forma y las dimensiones deseadas o de dar un acabado estético a la superficie de madera. Para esta operación se emplean las herramientas para limar y otros útiles auxiliares.
————
      Existen dos tipos de herramientas para limar que se clasifican en función del tamaño y el número de sus dientes: las escofinas y las limas. Ambas están formadas por una barrra de acero y un mango de madera que permite sujetarlas.
 
escofinas
 
Escofinas: la barra de las escofinas tiene las caras picadas, es decir, dispone de dientes triangulares de diferente tamaño. Se emplea para trabajos de desbastado y rebaje de superficies de madera.
 
 
 limass
 Limas: las caras de la lima están estriadas y sus dientes son mucho más pequeños que los de las escofinas. Se emplean en trabajos de afino después  de haber aplicado previamente la escofina.
 
 
Las escofinas y las limas presentan diferentes secciones para poder adaptarse a la forma de la pieza que se desea limar.
 
 
secciones
 Las de sección plana se emplean sobre superficies planas.
Las de media caña se usan en superficies planas y cóncavas.
Las redondas permiten limar bordes de orificios.
Con las triangulares se puede limar sobre esquinas y ángulos.
  
—————-
Como útiles auxiliares para facilitar la operación de limado se suelen utilizar el tornillo de banco y la carda:
 
El tornillo de banco va fijado a la mesa de trabajo. El material se coloca entre las mandíbulas, que se abren o se cierran al girar la palanca.
  

     

tornillo-banc

La carda es un cepillo de púas de acero que se utiliza para limpiar las limas y escofinas cuando éstas se llenan de virutas.
 carda

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: