Pintado

 

     El pintado es una operación de acabado cuya misión es proteger el objeto de madera de los agentes externos, como la lluvia, el sol o los insectos, y mejorar su aspecto estético final.

     Para pintar, es necesario utilizar pinturas, brochas y pinceles. Además, hay que prever los productos de limpieza necesarios, según el tipo de pintura que empleemos.

 

     Los pinceles y brochas constan básicamente de una cabeza, provista de cerdas, el mango, y la virola.

brocha-con-partespincel_redondo

     • Las brochas se emplean para distriubir la pintura sobre grandes superficies.

     • Los pinceles se utilizan par apintar bordes y esquinas.

      Las pinturas están compuestas por pigmentos colorantes disueltos. Al secarse, dejan una película que cubre el material y protege la superficies sobre la que se aplica. Existen dos tipos básicos de pinturas: las pinturas acrílicas y los esmaltes.

 

Las pinturas acrílicas están compuestas por pigmentos solubles en agua.

Secan con rapidez pero no son demasiado resistentes.

lata-pinturaesmalte-plus2

Los esmaltes están compuestos por pigmentos y resinas solubles en aguarrás.

Tardan más tiempo en secar pero son más resistentes.

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: